Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada

Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada - CreatiVegan

Esta receta tan simple pero resultona fue una impsovisación para una tarde de series y videojuegos. No se me ocurría nada que hacer que fuese rápido y que estuviese muy bueno, pero tenía en la nevera una placa de hojaldre, un poco de paté de lentejas y nueces y unas verduras, así que puse el horno a precalentar y en un ratito ya teníamos capricho super bueno para disfrutar la tarde. La verdad es que tardas casi lo mismo en hacer esto que en bajar a por bolsas de patatas fritas y cosas así, así que lógicamente prefiero versión casera 😉

Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada - CreatiVegan
Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada
BigOven - Guarda la receta o añádela a la lista de la compra
Yum
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
15 minutos
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
15 minutos
Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada - CreatiVegan
Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada
BigOven - Guarda la receta o añádela a la lista de la compra
Yum
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
15 minutos
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
15 minutos
Ingredientes
  • 1 lámina hojaldre sin grasas de origen animal, puede ser congelada o refrigerada
  • 4 cucharadas paté de lentejas y nueces la receta está en el libro Cocina Vegana
  • 1/2 cebolla morada mediana
  • 1/2 calabacín grande
  • 2 cucharadas aceite de oliva opcional
Especias y condimentos
  • 1 cucharadita orégano
  • 1/4 cucharadita pebrella o tomillo
  • 1 pizca sal opcional
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Si tu hojaldre es congelado, deja que se descongele lo suficiente para poder manipularlo antes de empezar con la receta.
  2. Precalienta el horno a 210ºC (revisa las instrucciones de tu hojaldre, puede indicar otra temperatura) con calor arriba y abajo. Pon una lámina de papel para hornear sobre una bandeja para horno.
  3. Corta la cebolla en aritos finos y el calabacín en lonchas finitas con el pelador de verduras u otro utensilios (yo utilicé un sacapuntas para verduras, para que quedasen formas irregulares).
  4. Pon el hojaldre sobre la placa para horno. Extiende el paté por todo el hojaldre sin llegar a los bordes. Quedará una capita fina.
  5. Coloca por encima el calabacín y la cebolla. Espolvorea con la sal, las especias y el aceite de oliva (es opcional pero facilita que se dore el calabacín).
  6. Mételo en el horno a altura media a 210ºC (o la temperatura que indique tu hojaldre) durante 14-16 minutos o hasta que veas que ha crecido y se ha dorado la superficie.
  7. Sácalo y sírvelo caliente. Es fácil de cortar con una rueda corta-pizzas.
Notas de la receta

Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada - CreatiVegan

La idea de la receta es super simple: usamos una base de hojaldre y colocamos encima ingredientes cortados finos para permitir que la masa crezca y que todo se dore, obteniendo un sabor asado y un aroma de las especias sublime.

Si no hubiese tenido paté de lentejas y nueces hecho habría utilizado otros patés vegetales como paté de olivas, dip de pimiento asado, mutabal de calabacín o alguno de los patés veganos que venden, que los podéis encontrar en tiendas veganas, algunos herbolarios y también en supermercados. El de lentejas y nueces queda super bien por el sabor que da, pero los demás patés, una vez asados y con el hojaldre, también quedan muy bien, cremosos y aromáticos.

El hojaldre que he usado es de marca blanca, refrigerado. No tiene ningún ingrediente de origen animal. Si echáis un vistazo en supermercados veréis que hay más de un hojaldre (y otras masas) vegano, así que podéis elegir el que queráis. Los congelados suelen ser más pequeños pero más gruesos, y los refrigerados más finos pero más grandes. La cantidad es más o menos la misma, es una cuestión de tamaños. Eso sí, los congelados, más gruesos, tienden a quedar más crujientes y con más capas que los refrigerados. Si queremos que nuestra masa de hojaldre refrigerada quede estupenda:

  1. No la dejes mucho tiempo fuera de la nevera. Sácala cuando tengas los ingredientes preparados y procura que no se caliente mientras la manipulas, que se mantenga fría.
  2. No la aplastes. Aunque tengas que extender un paté hazlo con cuidado y no aplastes la masa, así será más fácil que crezca.
  3. No le pongas demasiados ingredientes o muy pesados. Si nos pasamos con el peso tampoco crecerá (simplemente no puede), por eso corto las verduras muy finas y pongo cantidades justas.
  4. Evita ingredientes que suelten mucho líquido. Por ejemplo tomate, calabacín cortado grueso, champiñones, setas, etc. Como en todo, hay excepciones, y es que si se asan rápido el agua que contienen se evapora también rápidamente, por eso es preferible que estén en lonchitas finas. Si sueltan mucho líquido nos mojan la masa y no solo no crece, sino que cuando la saques tendrá charquitos de líquido (super rico, eso sí).
  5. Haz caso a la temperatura que indica el paquete. Si ya has probado otras veces y la masa te queda muy blanquita y poco hecha, una de dos: necesitas calibrar tu horno o las instrucciones no están muy bien. Ponlo a 10ºC más de lo que indique y sácala cuando veas que está la superficie de la masa doradita.

Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada - CreatiVegan

Partiendo de la idea de esta receta podemos hacer muchísimas variaciones. Por ejemplo:

  • Con masa de pizza en lugar de hojaldre. Te quedará un pan fino super bueno.
  • Con masa quebrada en lugar de hojaldre. Te recordará un poco a las empanadas, ya que ese tipo de masa contiene más aceite que la de pizza.
  • Con masa filo en lugar de hojaldre. Pon al menos 4 capitas de masa como base. ¡Recuerda que se hacen más rápido!
  • Con otras verduras. Por ejemplo pimientos (de todos los colores :)), cebolleta, puerros, espárragos verdes, brócoli, berenjena, ajetes, hojas de remolacha...
  • Con frutos secos, como añadido. Quedan muy bien las nueces, almendras y piñones.
  • Con cremas y salsas. Si son muy líquidas, que sea poca cosa. Por ejemplo natas veganas para cocinar, bechamel hecha con bebida de soja, salsa barbacoa, etc.
  • Con otras especias. Elige las que tienen mejor aroma cuando son tostadas o asadas, por ejemplo romero, tomillo, ajedrea, mejorana, etc.
  • Con frutas secas. Por ejemplo pasas, que son un clásico 😉
Comparte esta receta

1 Comment for “Hojaldre de paté vegetal, calabacín y cebolla morada”

Mònica R

says:

Vaya pinta tiene este hojaldre! Esta misma semana cae para cenar alguna noche, fijo!!! Muchas gracias, Virginia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *